Sin Rodeos, de Santiago Segura


Santiago Segura se caracteriza por hacer taquillazos y dinero con sus películas, no tanto por hacer buen cine. Así se demostraba ayer con las salas abarrotadas de gente que iba a ver su último trabajo, “Sin rodeos”. Este remake de la película chilena “Sin filtros” está protagonizado por Maribel Verdú, y en ella Segura reúne de nuevo a muchos rostros de actores y personajes conocidos, entre los que se encuentran Diego Martín, Alaska, Candela Peña, Florentino Fernández, José Mota o la pobre Cristina Pedroche, que no se cansa de autoparodiarse como la “tonta oficial”.

Paz (Maribel Verdu) trabaja en una agencia de publicidad y vive con su pareja. Todo parece correcto, pero ella vive con gran ansiedad. Y es que hay muchas cosas que no soporta, y calla por miedo a hacer daño o a perderlo. Hasta que un día, un curandero (Santiago Segura) le receta unas gotas que le hacen decir todo lo que piensa, sacar todo lo que tiene dentro. Eso le libera, le hace sentirse mejor y decide cambiar bastantes cosas de su vida.

No se esperéis una gran película, ni siquiera esperéis partiros de risa. Tiene situaciones cómicas, pero no muchas más que las que se exhiben en el trailer.

Sin embargo, sí rescato varias reflexiones que me parecen interesantes.

Muchas veces, por callar lo que pensamos realmente, vivimos en una mentira. Tragamos con cosas y situaciones que son bastante intolerables, surrealistas.

Las generaciones jóvenes viene pisando fuerte, sobre todo con las nuevas tecnologías. Y eso es bueno.

Pero a veces, nos cegamos con apariencias y novedades y olvidamos el contenido, las ideas, las aportaciones de fondo. Y eso es malo. Por otro lado, se deprecia la experiencia y el trabajo duro de los veteranos, y se premia mucha tontería simplemente por estar de moda: instagrammers, influencers, it girls y demás términos británicos, que así suena más chic. Y esa crítica es muy oportuna hoy día.

Solo un último detalle. No encuentro entre tantos personajes a ninguno inteligente. Tal vez el menos tonto es el protagonizado por Segura, el curandero que se hace pasar por hindu, para ganarse una pasta con sus tratamientos placebo que consisten en gotas de agua y dar consejos de cajón. Ahí os dejo el trailer. No esperéis más de la película.

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s