15:17, Tren a París de Clint Eastwood


En la genial película “Gran Torino”, Clint Eastwood daba vida a un abuelo cascarrabias que se convierte en héroe gracias a sus vecinos inmigrantes. Tras ella, llegaron la del piloto “Sully” y “El Francotirador” con Bradley Cooper. La historia de América a través de sus héroes, eso es lo que nos cuenta año tras año este cineasta de 87 años, cuya obra se centra en historias de héroes norteamericanos.

Este año le ha tocado el turno a “15:17 Tren a París”, la historia real de 3 amigos de vacaciones en Europa que frustran un atentado terrorista en un tren de Amsterdam a París. La peculiaridad es que, en esta ocasión, los protagonistas no son actores, sino que son los mismos chicos de la historia, que se dan vida a ellos mismos. El motivo es que Eastwood, tras conocerles, no se los podía quitar de la cabeza. Así, en poco tiempo, estos hombres anónimos han pasado de héroes contra el terrorismo a estrellas de cine.

La historia se centra en los 3 jóvenes, amigos desde el colegio, y sobre todo en su transformación de jóvenes problemáticos a héroes nacionales. Los tres procedían de familias rotas y no se centraban en su colegio católico. Aunque nadie daba un duro por ellos, buscan algo más en sus vidas, se esfuerzan y dos de ellos consiguen alistarse en el ejército.

La trama está contada en flash back pero de manera novedosa. El atentado frustrado se interrumpe en el hilo narrativo varias veces para situarnos y explicarnos los antecedentes del fatídico acontecimiento, que afortunadamente acabó con final feliz.

Eastwood sigue mostrando en sus películas su herencia católica, los tres héroes lo eran también, y aunque se vislumbra una crítica a los métodos simplones del colegio, la oración es parte importante del protagonista, que rezaba con devoción la preciosa oración de San Francisco que se rescata en esta cinta: “Donde haya odio, pon amor, y sacarás amor”.

A pesar de que la distribuidora no ha querido difundirla a los críticos previamente a su estreno, de su escaso marketing, y a pesar de no ser de las mejores cintas del actor y director, merece un respeto y un lugar entre las películas mas destacadas del año, y desde luego, como un documento histórico de primer orden.

Ya me gustaría que en España hiciéramos más películas sobre los héroes que hay entre nosotros, los cotidianos y anónimos, y los héroes que nacen de ocasiones excepcionales como ésta.

No se pierdan esta película de Eastwood, Lo bueno debe difundirse. Los buenos sentimientos y las buenas acciones nos inspiran y nos hace mejores por dentro.

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s