Churchill


Era de justicia que alguien llevara a la gran pantalla a Winston Churchill, político, estratega y escritor, uno de los británicos más ilustres del siglo XX, con permiso de la reina y de Lady Di, de la que se cumplen ahora 20 años de su muerte.

Y quién mejor que los propios ingleses para contárnoslo. Los productores de “Under the skin” y“Espías desde el cielo” presentan esta cinta basada en el guión de la historiadora y escritora Alex Von Tunzelmann. El reparto está encabezado por Brian Cox, en el papel de Churchill, Miranda Richardson que interpreta el papel de la esposa de Churchill, y completan el reparto John Slattery, James Purefoy y Ella Purnell.

No se trata de un biopic del Primer Ministro, sino que se centra únicamente en los días previos al desembarco de Normandia, cruciales en la II Guerra Mundial. Churchill mostró sus dudas incluso su oposición ante la difícil contienda que llevaría a los aliados a liberar Francia de los nazis desde el mar, y que provocaría sin duda la muerte de miles de soldados. Ello le llevó a una disputa seria con los responsables del ejército norteamericano, liderado por los generales Eisenhower y Montgomery.

Encontramos a un Churchill ya mayor, en el ocaso de su liderazgo, que ha llegado a los limites de sus capacidades, en declive como político y también a nivel personal, a través de la difícil relación con su mujer y con sus consejeros. Un Churchill que más que admiración, inspira compasión.

Esta etapa de su vida, aunque decisiva, no hace honor al personaje ilustre que fue, de familia noble, uno de los mejores políticos y estrategas del siglo XX. No podemos olvidar tampoco sus dotes de orador y de escritor, que le convirtieron en Premio Nobel de Literatura.

La cinta plantea dudas razonables respecto a la estrategia de la guerra, ante el objetivo claro de parar a Hitler, de hacer retroceder el nazismo en Europa. Hasta qué punto es lícito enviar soldados a una muerte prácticamente segura? Se puede gobernar desde el despacho o es conveniente acompañarles en la contienda? Debe mostrar sus dudas ante la estrategia militar o debe inspirar una fe ciega en la misión?

Cabe destacar también las virtudes que se desprenden del político y de su mujer, como el sentido del deber, su fe en Dios, el espíritu de lucha, la lealtad a la nación, todas ellas aplicadas a la guerra y también como metáforas de la vida misma, con sus dificultades y obstáculos con los que debemos luchar cada día.

Las interpretaciones son magistrales, así como lo es el manejo de la camara y la fotografía. Incluye imágenes oníricas que dan personalidad a la cinta e inspiran cierta añoranza.

Tal vez le sobra espíritu crítico británico y le falta algo de enaltecimiento de sus héroes nacionales, algo que hacen muy bien los americanos. También ellos son expertos en producciones grandes como se esperaba de esta cinta que podrían haber hecho en coproducción entre Gran Bretaña y Estados Unidos.

Pese a todo, es una buena cinta, digna de verse, pero como ocurre con las películas de Lady di, más propia de la television que de una gran producción sobre uno de los políticos mas relevantes de todo el siglo XX.

María Luengo

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s