Qué no debes perderte en Milán


Cada vez que llego a una ciudad por primera vez, me gusta visitar las tiendas de postales y souvenirs, más que nada para saber qué monumentos y lugares no me puedo perder. En el caso de Milán, la postal por antonomasia es la de la Catedral, llamada Duomo (casa). Y es que es realmente impresionante. Podría decirse que una viene de España, con unas catedrales góticas maravillosas como las de Burgos, Santiago o Palma, y que poco tenemos que envidiar. Sin embargo, sin quitar ni un ápice de belleza a las españolas, lo cierto es que la gran Plaza de Milán con su catedral majestuosa no deja indiferente a nadie. 

Es obligada la visita al interior, sus cinco naces, sus vidrieras y su cúpula. Tal vez tengas que esperar cola y seguro tendrás que pasar por el control exhaustivo del detector de metales de la Policia, que registra todos los bolsos a la entrada. Eso sí, para visitarla exigen ropa adecuada, que consiste en llevar las rodillas y los hombros cubiertos, nada de tirantes ni shorts al estilo turista. La entra cuesta 2€, algo simbólico. Además merece la pena subir a ver la terraza desde los arbotantes, bajo la cúpula, que cuesta unos 8€ por la escalera y 13€ en ascensor, abierto de 9 a 19h. Las vistas de la ciudad y las impresionantes pináculos con sus esculturas merecen la pena. 

Pero Milán es mucho mas que el Duomo. Milán es sinónimo de “moda” y de “cultura”, destacan el gran Leonardo y “La ultima cena”, en la iglesia Santa Maria della Gracie y el Scala, el gran teatro de la opera. Dicen que el mismísimo Verdi prohibió representar sus obras ahí, debido a que la orquesta modificaba sus obras. Sin embargo, ninguno de los grandes ha dejado de representar a Mozart, Schubert, Vivaldi y al mismo Verdi, y por supuesto por aquí ha pasado nuestro Placido Domingo. La entrada al museo cuesta 11€, y puedes visitar los palcos y con suerte colarte en algún ensayo. 

El teatro Scala y la catedral se comunican a través de la galeria de Victorio Manuelle II, majestuosa y llena de tiendas de lujo como Prada o Louise Vuiton. 

A esto hay que sumarle el Castillo de los Sforza, de entrada gratuita, (5€ si quieres visitar también el Museo), actual centro de cultura, y con estos tres lugares ya tenemos el triángulo completo. Además, al estar todos en el centro, se pude ir caminando de uno a otro. Y con este paseo por el centro se completan los 3 edificios más importantes del centro de Milán, que nungun turista debería perderse en esta gran ciudad: La Catedral, el teatro Scala (pasando por la galería de Victorio Manuelle II) y el castillo de los Sforza. 

Advertisements
This entry was posted in Viajes and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s