Birdman, la película de Glez. Iñárritu


Birdman Cartel“Birdman o la inesperada virtud de la ignorancia”, es una película intensa, inquietante, hiperrealista, inesperada, que no deja a nadie indiferente y que da que pensar. Cuenta la vida entre bambalinas de un actor que triunfó como superhéroe, y años más tarde quiere recuperar su notoriedad en el teatro, con un papel más intelectual, lejos del papel de “hombre pájaro”.

Este “experimento” le ha salido bien al mexicano González Iñárritu, y opta a los Óscar en las principales categorías: Mejor Película, Dirección, Guión, Actores de Reparto para Edward Norton y Emma Stone, y Mejor actor para Michael Keaton, maduro, brillante, que ya se llevó el Globo de Oro, como también el premio al mejor Drama y mejor Guión.

Plantea muchos temas para asimilar, para debatir, temas de fondo sin resolver, en plena búsqueda. Huye de las respuestas fáciles y rápidas, huye de las etiquetas y busca constantemente la autenticidad.

KeatonyStoneLa narración es lineal, algunos recursos visuales de ficción, y la cámara esta en perpetuo movimiento, en el cogote del protagonista y otros primeros planos. La luz se oculta y se rueda casi al 80% en el Backstage del teatro, aquello que no se ve, la parte oscura, la más real también. La música de percusión y jazz acierta totalmente creando una atmósfera tensa en los momentos clave. Cuenta problemas comunes a la gente normal, algunos que se quedan anclados en una profesión o un estado, con miedo a avanzar, con miedo al cambio.

Habla de perder la fama, dejar de ser el número uno, ese estado donde mucha gente no reencuentra su identidad, su lugar, en un estado de confusión vital. Un par de ejemplos:

1. El protagonista que escucha voces, tal vez alucinaciones o fruto de una esquizofrenia. Tal vez es la voz de la conciencia.

2. La actriz que sueña con llegar a Broadway y una vez esta ahí, no siente que ha triunfado, quiere volver a ser niña y necesita escuchar algo como: “Enhorabuena, lo has conseguido”.

BirdmanHay dos diálogos sublimes, profundos, que te dejan sin respiración. Uno es la ira que muestra la hija a su padre, sobre la frugalidad de la fama, la ridiculez de sentirse importante y la necesidad de ser querido. El otro es el diálogo entre el actor y la crítico del Times, acomodada en su profesión, en su prosa; con apenas una libreta y un bolígrafo, que fácil le resulta hablar. Sin embargo, es el actor el que arriesga todo en el escenario: sus ideas, su dinero, su cuerpo, su talento y su prestigio.

Más temas: La simbiosis del actor y la persona. Esa fama o populismo como antítesis del talento y de arte. Es la creación frente a la comercialización. Si no estás en las Redes Sociales, si no tienes Facebook y Twitter, no existes. Ser Trendic Tópic es poder.

Al final, un desenlace inesperado, inquietante y a tono con la película, de la que saco una conclusión, que es la cita inicial de la cinta: la vida, por compleja que pueda resultar, consiste simplemente en querer y en que te quieran y para volar alto, como los pájaros.

Esta crítica se nutre con los comentarios, ideas y sugerencias de mis jóvenes (unos más que otros) y bien preparados acompañantes, Javier, María, Jorge y Aldara, a quienes aprovecho para mandar un beso y emplazar a una próxima sesión cinéfila el mes que viene.

Os dejo el tráiler que os ayudará a haceros una mejor idea de esta película tan difícil de describir.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s