Corazón de León, los bajitos también aman


Corazon_de_Leon-posterEl director de Tocar el cielo y Elsa y Fred, el argentino Marcos Carnevale, escribe y dirige esta comedia romántica clásica llena de ternura y situaciones cómicas, que cuenta la historia de amor entre una abogada de éxito y un hombre maravilloso en todos los aspectos salvo en uno, que mide 1.35. Un enano con corazón de gigante.

La historia comienza con una llamada telefónica. León Godoy (Guillermo Francella) ha encontrado un móvil, que resulta ser de Ivana (Julieta Díaz) y llama a su casa con la intención de devolvérselo. La conversación resulta divertida y surge la chispa entre ambos. La primera cita resulta de lo más original. Tras el “shock” inicial de Ivana al comprobar la escasa estatura del prometedor galán, acaban lanzándose en paracaídas desde una avioneta.

Ella es una guapa abogada separada. Él, un arquitecto rico que vive en una mansión con su hijo. Es buen padre, tiene buenos amigos e incluso se lleva bien con su ex mujer. Lo tiene todo: dinero, aficiones y labia, mucha labia. Corazón-de-LeónLo que no tiene es la altura esperada, ni tampoco complejo alguno por ser no enano, pero sí ridículamente bajito. Más citas para bailar, para tomar una copa, para intimar, y poco a poco van consolidando una relación que parecía imposible. Al mismo tiempo, son inevitables los comentarios de la familia y los compañeros de trabajo, sobre todo de ella, que no dejan de ver la relación como algo raro e incluso humillante ¿Podrá superar Ivana el problema de su novio?

Con este planteamiento ágil y bien introducido, el resto de la trama resulta bastante predecible, y desde el primer minuto sabes a dónde te va a llevar. Tampoco quiere ser verosímil, y presenta muchas situaciones surrealistas, que sin embargo expresan mucha dosis de verdad. Se enfrentan no sólo a un problema físico serio, sino también a ciertos prejuicios sociales. Pero ante todo, resulta  inverosímil porque no existe el hombre perfecto que pintan, y desde luego su copia no mide 1.40 cm.

Los diálogos son chispeantes, agudos, pura jerga argentina y llenos de expresividad, que hablan desde dentro con un acierto poco habitual. “No me da la cabeza” / “Lo que no te da es el corazón, y eso es grave”, sentencia él.

¿Cómo supera un hombre un defecto físico como ese? ¿Cómo mantener “la altura” y llevar con elegancia esa carencia? El mensaje es claro y muy positivo; todos tenemos alguna insuficiencia, nadie es perfecto, y todos necesitamos que nos quieran con nuestros defectos.

Presentación Corazón de LeónLa película alterna secuencias de carcajadas con otras llenas de dulzura. Los actores están muy bien dirigidos y destaca un vestuario femenino muy cuidado. Discutible la idea de jugar con el tamaño del protagonista en la pantalla, que se evidencia en la desproporción, en lugar de dar el papel a un actor bajito de verdad. Y bonita la idea de que el hijo del protagonista sea su hijo en la vida real.

Una película recomendable, divertida, dulce y que rebosa humanidad, que será recordada por su temática y tratamiento bastante más que por su ejecución técnica ¡Buen trabajo!

 

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s