El hijo del otro (Le fils de l’Autre)


El hijo del Otro. Cartel¿Qué harías si te enteras de que tu hijo de 17 años no es en realidad tu hijo? De repente te confirman que en el hospital donde nació lo cambiaron por error con otro bebé. ¿Qué harías entonces? Esta es la historia que pasó en Israel entre una familia de judíos y otra de palestinos.

Lorraine Lévy es la directora francesa de origen judío, que ha escrito y adaptado a la gran pantalla este precioso guión, junto con la escritora Nathalie Saugeon. La mano femenina se manifiesta en cómo se aborda el problema y en miles de detalles, en especial el papel que juegan las dos madres, como mediadoras en este conflicto dentro de un conflicto. También integrador el hecho de grabarla en cuatro idiomas: inglés, francés, hebreo y árabe. Una visión delicada, optimista, agridulce, pero no sensiblera ni partidista.

Lo primero que hay que hacer es informar al hijo, por muy doloroso que pueda parecer. Si un adolescente se entera de repente que sus padres no son padres, lo primero que provoca es una enorme crisis de identidad,  precisamente cuando ésta se está forjando. Más aún cuando sus padres biológicos pertenecen a mundos tan cercanos físicamente y sin embargo tan distantes en lo cultural, religioso e ideológico. Dos culturas contrapuestas, dos pueblos enemigos: el judío de Tel Aviv y el territorio ocupado en Cisjordania. “Tendré que cambiar la kipá por un cinturón de explosivos”, dice Joseph.

El-hijo-del-otro-2Los actores dan mucha fuerza a esta historia, en especial las mujeres y los dos jóvenes. El joven actor israelí Juliano Mer-Khamis, que tenía una audición para formar parte del elenco de la película, fue asesinado por un grupo extremista palestino poco antes, lo que supuso un duro golpe para todos. Resulta aún más meritorio todavía el trabajo de Jules Sitruk como Joseph y Mehdi Dehbi como Yacine. La cinta se centra en el desconcierto inicial y el acercamiento, pero deja abiertos varios desenlaces clave. Y ahora ¿qué? ¿Me convierto a la otra religión? ¿Me voy a vivir con mi otra familia? ¿Cómo cambia mi vida si mis auténticos padres son tan diferentes a mis costumbres?

El-hijo-del-otro-3El tema se puede asumir desde dos posturas muy distintas. Una, desde el amor y la comprensión al otro, encarnado en las dos mujeres y madres de familia. La otra, desde el odio y el rencor. Posturas extremas encontramos en los dos bandos. Por un lado, el Rabino encarna la postura radical, cuando no acepta a Joseph en su religión desde que se entera de que su madre biológica no es judía, después de años de pertenencia y práctica del judaísmo. El mismo extremo pero del otro lado lo encontramos en el hermano de Jarifa, el palestino, que se avergüenza de su hermano ahora que sabe que es israelita y no árabe, y de inmediato se convierte en enemigo de su pueblo. Pero los dos chicos tienen algo en común, y es su cercanía con Occidente y su juventud y frescura que les aleja de los prejuicios. El-hijo-del-otroJarifa ha estudiado en París y pretende volver a estudiar medicina ahí. Por su parte, Joseph tiene tíos y familiares en Francia. Y ambos disfrutan de pertenecer a una familia unida, algo que será esencial a la hora de enfrentar la nueva situación.

Interesante, emotiva historia, tal vez yo habría resuelto de otra manera, pero que sin duda, ofrece pistas claras para entender que los puentes entre las civilizaciones y hacia la paz deben surgir en los corazones antes que en las políticas. Y que la enemistad se cura con amor y comprensión mucho mejor que con rencores.

 

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s