Enrique VIII, de William Shakespeare


ImagenGenial esta representación teatral que nos cuenta la historia de Enrique VIII, rey de Inglaterra y su divorcio de Catalina de Aragón, hija de los Reyes Católicos, lo que provocó la reforma anglicana. Una historia llena de conflictos de conciencia, dudas, odios, vanidad y ambición, pero también valentía, coherencia y servicio al pueblo.

Tras 20 años de matrimonio y sin descendencia, el rey repudia a su esposa para casarse con la francesa Ana Bolena. este divorcio se convirtió en una cuestión de Estado,y desde entonces hasta nuestros días, el rey de Inglaterra es además cabeza de la iglesia anglicana.

ImagenSe trata de una obra muy coral, donde todos los personajes tienen un papel significativo y a menudo comparten escenario. El comienzo y el final son espectaculares, de esas obras que recordaremos toda la vida, como señaló Ignacio Amestoy, director de UNIR Teatro.

La escenografía es buenísima, con un órgano en la parte superior que nos inunda con su música de época. El escenario sobrio, compuesto por tan sólo 2 columnas y tres puertas. El vestuario adecuado y las interpretaciones extraordinarias, llenas de pasión, de las que transmiten y captan continuamente tu atención. Como resultado, la puesta en escena resulta excepcional.

Quiero destacar un par de escenas sencillas pero que ponen la carne de gallina. La primera, cuando Buckingham es decapitado, casi tan real que tienes que recordar que estás en el teatro. Otra escena muy lograda es casi al final, con Catalina abatida en su dormitorio con ensoñaciones sobre el bautizo de la hija del rey, Elisabeth, ambos escenarios representados de modo simultáneo, fantástico contraste.

Como una antigua corrala, esta obra consta de un texto clásico de primerísima calidad, una buena adaptación, extraordinarias interpretaciones y un público entregado. No se puede pedir más.

Algunas claves históricas para entender la trascendencia de la obra:

  • Se trata de un clásico del genial William Shakespeare, donde pone el tela de juicio el comportamiento del monarca inglés más sonado.
  • Es la única obra donde menciona a un personaje español, Catalina de Aragón (Elena González), a la que otorga un papel bastante relevante.
  • Shakespeare escribió esta obra con 48 años, 3 antes de morir, y unos 15 años después de la muerte del Rey.
  • Su estreno en el Globe’s Theatre en 1613 fue apoteósico, pero al día siguiente, un incendio arrasó el teatro, lo que levanta grandes sospechas.
  • Tras 2 años de matrimonio, Ana Bolena murió decapitada en la Torre de Londres, acusada de adulterio y traición, cargos que se asumen como falsos. Este dato es silenciado en la obra.

Y claves de hoy con la compañía Rakatá:

  • Hace dos años, la Fundación Siglo de Oro (compañía Rakatá) exhibió su versión en Londres, con la dirección de Ernesto Arias, y tuvo una gran acogida.
  • Gran parte del mérito lo tienen Rodrigo Arribas y Alejandra Mayo son el alma del proyecto y con quienes he tenido el placer de colaborar recientemente. Desde que los vi por primera vez una mañana en Torre Rioja, durante la Rueda de Prensa me di cuenta de su valía.
  • El protagonista es Fernando Gil, que interpretó al príncipe Felipe en la serie de TV. Actor de monarcas!
  • El guión original está compuesto por 35 personajes, que esta versión de José Padilla reduce hasta 18,  interpretados por 14 actores y un músico.

A modo de comentario personal, resulta curioso cómo Enrique VIII tuvo que consultar y justificarse ante toda la cristiandad antes de acostarse con otra mujer. Mientras, Felipe II y otros monarcas salían de la alcoba conyugal en secreto, y el único que se enteraba era su confesor, lo que no alteraba en modo alguno el curso de su reinado.

En definitiva, animo a todo el mundo a acercarse al Teatro Alcázar-Cofidis, en la calle Alcalá 20, desenchufarse de Sálvame o del programa de turno de la televisión, fomentar el plano cultural e interesarse por esta obra clásica que van a disfrutar enormemente. Hasta finales de Junio en Madrid.

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Sociedad and tagged , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Enrique VIII, de William Shakespeare

  1. Pingback: Trabajos de amor perdidos, W. Shakespeare | MariaLuengología

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s