For Grater Glory (Cristiada)


Cartel CristiadaEn los años 20, México padeció una represión brutal de la libertad religiosa, bajo el político revolucionario Plutarco Elías Calles, que prohibió todo tipo de actividad y manifestación religiosa. Los curas no podían llevar sotana y no se podía ir a misa ni recibir catequesis. Las penas por no cumplirlo llegaban a la misma muerte, hubo incluso masacres en iglesias.

Pero muchos mejicanos de profunda tradición católica se levantaron contra esta medida y tomaron las armas para defenderse. Estos grupos al principio clandestinos eran los defensores de la libertad religiosa al grito de “Viva Cristo Rey y la Virgen de Guadalupe”.

cristiada-pelicula-estreno-3

Se libró entonces una batalla civil muy cruenta, la Guerra Cristera o Cristiada (1926-1929), en la que murieron miles de personas. Frente al grupo de católicos mas violentos, que Roma nunca apoyo, hubo también aquellos que no renunciaron a sus principios y murieron mártires por defender su fe.

La revuelta estaba compuesta por civiles armados no organizados, en clara desventaja con respecto al ejercito oficial. Por eso se organizaron para el suministro de armas y munición, ayudados por sus mujeres y contaron con la colaboración del General Gorostieta (Andy García), un militar experimentado que no creía en la causa, pero sí en la libertad religiosa. Su esposa era una fiel devota y quería educar a sus hijos en la fe. Este hombre lideró la revuelta militar y consiguió cambiar el ánimo de los hombres.

cristiada2

El metraje es muy irregular, y le sobra media hora a los 142 minutos que dura la cinta. Combina escenas emotivas y diálogos antológicos con tiroteos a lo Curro Jiménez. A veces también raya lo pasteloso. Lo mejor sin duda es el casting, compuesto por  algunos de los hispanos de mas éxito en Hollywood y otras viejas glorias como Rubén Blades (el cantante de “Pedro Navaja”), Peter O’Toole, Eva Longoria (casi irreconocible en su papel de esposa del protagonista), Eduardo Verástegui (el guapo de la película “Bella”, muy conocido por su defensa de la vida) y Andy Garcia, protagonista indiscutible, que borda su papel y que otorga mayor solidez al guión.

Esta película es de la pocas que dan relevancia y un tratamiento serio al hecho religioso, y por ello cuenta con la promoción de los principales grupos católicos en España. Sin embargo, resulta en ocasiones demasiado cercana al fanatismo. Una cosa sí destaca frente a otras religiones, y es el poder de la Confesión y la liberación que supone borrar la culpa y empezar de nuevo.

Brindo por la valentía de esos hombres que, sin miedo a la muerte, defendieron sus ideales y nunca renegaron de su fe. La lucha por la libertad es admirable, pero ante la defensa armada y violenta, no puedo dejar de preguntarme: ¿El fin justifica los medios? ¿Es lícito tomar las armas para defender tu conciencia y rebelarte ante la injusticia? El cristianismo defiende poner la otra mejilla, frente a la ley del talión, “Ojo por Ojo, diente por diente”. Supongo que amar al enemigo no siempre resulta fácil.

No es un peliculón, pero a los católicos incondicionales les gustará mucho por la exaltación de sus valores y la lucha por la libertad religiosa.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s