“Maridos y mujeres” de Woody Allen en el Teatro Abadía


maridos-y-mujeres-de-woody-allen-en-el-teatro-de-la-abadia

Si te gusta Woody Allen y disfrutas el teatro, no te pierdas Maridos y Mujeres en el Teatro Abadía. Se trata de una adaptación casi literal de la película homónima del cineasta neoyorquino, Maridos y Mujeres, de 1992, un retrato íntimo y realista de las relaciones de pareja.

Alex y Carlota son un matrimonio muy unido, él profesor de literatura y ella galerista. Cuál es su sorpresa cuando sus mejores amigos, José Luis y Carlota, les anuncian alegremente que van a separarse. Ante esta noticia, comienzan a preguntarse si su relación es realmente tan sólida como piensan o si también anhelan otras cosas.

Maridos y Mujeres, de Woody Allen

La adaptación al teatro de Álex Rigola es muy fiel al original, sencilla y acertada (La película es suficientemente teatral como para añadir más ingredientes). No se deja ni la música, que incluye el mítico “Put the blame on Mame” de Rita Hayworth, y la voz y la guitarra de la actriz Miranda Gas.

Los diálogo son rápidos y ágiles, casi se interrumpen unos a otros, incluso hablan al mismo tiempo. Se agradece el lenguaje rico y expresivo, con un vocabulario amplio, para envolver unas ideas reiterativas y a veces un poco absurdas, pero lícitas y sinceras, que más o menos a todos se nos han pasado por la cabeza, que tienen tanto que ver con la confianza y la intimidad.

¿Soy realmente feliz en mi matrimonio? ¿Somos sinceros o nos ocultamos sentimientos y frustraciones? ¿Puedo fiarme realmente de la otra persona? Se trata de la idea postmoderna del amor, del miedo a estar solo, de las dificultades de vivir en pareja, y también de sus ventajas. Un intento alleniano por justificar racionalmente lo que sólo se entiende con los ojos del corazón, en su caro más bien del impulso.

La puesta en escena es sencilla, urbana, y en esta ocasión el espacio es lo más original, con el escenario en el centro, rodeado de sillas y butacas, sin unos límites muy claros de dónde se actúa y dónde se sientan los espectadores, creando una atmósfera muy cercana. Los actores realizan todos un buen trabajo de interpretación, y destaca el papel de Woody Allen en la piel de Luis Bermejo, y el personaje de Ronald, interpretado por Alberto Jiménez, famoso por su papel en “Amar en tiempos revueltos”.

En definitiva, una buena obra y una buena interpretación, para disfrutar de Woody Allen en estado puro, de sus diálogos brillantes y de unas situaciones más o menos absurdas y sin embargo muy reales.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s