La pesca del salmón en Yemen


¿Es posible introducir el salmón en el desierto de Yemen y promover la pesca entre sus habitantes? Esta descabellada idea es la principal trama narrativa de esta comedia británica, basada en la novela de Paul Torday, y cuyo equipo promete gracias al guionista de Slumdog Millionaire y el director de Querido JohnLa casa de las normas de la sidra.

“La pesca de salmón en Yemen” nos cuenta la historia del doctor Alfred Jones (Ewan McGregor), un científico que trabaja en el Ministerio de Agricultura y Pesca. Su rutina diaria y su matrimonio sufren un giro inesperado cuando se ve involucrado en un proyecto que desde el principio tacha de absurdo; trasportar miles de salmones desde Escocia hasta Yemen para fomentar ahí el deporte de la pesca.

Muchas son las dificultades y los riesgos que lo hacen teóricamente inviable; las condiciones meteorológicas desfavorables para los peces, la falta de lluvia, la oposición de los pescadores ingleses, el dineral que puede suponer y por si fuera poco la amenaza terrorista. Sin embargo, hay tres personas interesadas en el proyecto y que no admiten un “no” por respuesta. Un jeque visionario, con más dinero que sentido común, la guapa ejecutiva Harriet (Emily Blunt), que cree en la idea de su cliente el jaque, y por último, una asesora del Presidente, en busca de una buena noticia que facilite las relaciones entre Gran Bretaña y el mundo islámico. A la trama de este proyecto se suma otra romántica, bien llevada, entre los protagonistas de la película. “Tener fe y esperanza en una idea extravagante es algo precioso”, dice Harriet.

La película es muy positiva y esperanzadora, con grandes dosis de humor inglés, no para partirse de risa, pero sí para tomarse las  cosas con ironía. Hay valores destacables, como la fe y la lucha por un sueño, por imposible que parezca o las enseñanzas que la pesca aporta a la vida, como la paciencia y la constancia. Presenta de modo amable las relaciones oriente-occidente, la compatibilidad entre ciencia y fe, y cómo es necesario creer para crecer (“Lo hicieron porque no sabían que era imposible”). Por otro lado, presenta las relaciones sentimentales como algo importante, delicado y digno de respeto y fidelidad, lejos de la frivolidad de muchas películas fáciles.

En definitiva, una película divertida, positiva y original en la trama, muy recomendable por los valores que propone, aunque no llega a ser la comedia del año, como reza el trailer.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to La pesca del salmón en Yemen

  1. Pingback: Un lugar donde refugiarse | MariaLuengología

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s