De qué se disculpa el Rey


Ayer escuché por la radio las palabras del Rey pidiendo perdón, y simplemente pensé que era una broma más de alguno de sus imitadores. “Si no lo veo, no lo creo”, como Santo Tomás. Poco después llegué a casa, y al encender la televisión, ahí estaba el mismísimo monarca con sus muletas y su cara de corderito degollado, pidiendo perdón compungido y agradeciendo el interés de todos. Impresionante documento.

Y me enternece. Como un niño que ha sido malo y que pone carita para ablandar a su madre. Conmigo lo ha conseguido, y con la prensa también, a juzgar por las portadas de los diarios de hoy en España. No tengo muy claro que no vuelva a ocurrir, pero aún así, se merece una oportunidad. Pedir perdón de esa manera supone un baño de humildad, reconocer que te has confundido, precisamente la grandeza de hacerse pequeño. Errar es de hombres, rectificar es de sabios, y no todo el mundo es capaz de pedir perdón y menos públicamente. Ahora la pregunta es:  Majestad, ¿Por qué exactamente pide perdón?  Y otra cuestión en el aire ¿A quién? Podríamos hacer una encuesta:

a) A todos los españoles por desatender sus obligaciones y por su falta de sensibilidad, por seguir con su ritmo de viajes y caza mientras la crisis hace estragos en el país que representa. Doy por sentado que los gastos del viaje no han supuesto un despilfarro del dinero público, que le han invitado y que lo gastado sale de su asignación anual. De otro modo sería un escándalo tremendo, para pensar en restaurar la guillotina.

b) A Rajoy por irse de viaje sin avisar, ya que como Jefe del Estado tiene la obligación de informar y estar siempre localizable.

c) A la Reina por irse con su “amiga especial” Corinna Sayn-Wittgenstein. Por cierto, este tema ha sido muy silenciado por la prensa española, no tanto por la extranjera y algunos digitales expertos en meter el dedo en el ojo, como el Plural o Ramón Lobo en El confidencial. En parte mejor así, que los trapos sucios se laven en casa y evitarnos el bochorno a los españoles.

d) Todas las anteriores son ciertas.

En fin, ya pueden mejorar en conducta, que la Monarquía no pasa por su mejor momento: Urdargarín con la acusación de malversación de dinero público pendiente, Froilán que se dispara en el pie, ahora la pillada del Rey en una cacería en África por su rotura de cadera… Como sigan así, en la próxima foto en Marivent va a posar la Reina sola, ella sí, toda una Señora.

Al menos, siempre nos quedará el humor:

– Su Majestad , le voy a recetar unos somniferos paquiduerma mejor.

– Su Majestad, por favor, no me elefante la voz.

– Froilán a su padre: “Papá, quiero hacerte una pregunta”. -“Dispara, hijo, dispara”.

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Sociedad and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s