Los Oscar 2012 con acento francés


Ni Brad Pitt ni George Clooney. Esta vez el Oscar ha sido para Jean Dujardin y la película francesa The Artist, que se ha llevado los galardones más importantes:  mejor actor, mejor director y mejor película del 2011. Los dos guaperas oficiales de Hollywood acumulan nominaciones, pero ninguno ha conseguido aún la estatuilla más codiciada. Brad Pitt competía con dos películas este año, El árbol de la vida y Moneyball, pero fue Clooney el que se llevó el Globo de Oro por su interpretación en Los descendientes. A lo mejor el jurado ha hecho como dijo Santiago Segura en los Goya: muy majos, muy buenos trabajos, pero además de ser millonarios y guapos, Pitt está casado con Angelina Jolie y Clooney se pasea cada año con un bellezón. Aunque mejor pensado, ese planteamiento es puramente “made in Spain”, donde la envidia es deporte nacional. En EEUU son más patriotas, ahí apoyan a sus héroes, no los machacan.

Tanto premio para The Artist me sorprende. Es una excelente película, no cabe duda, pero parece más una evocación al pasado que una apuesta por el cine y los medios técnicos locales, es decir, norteamericanos. No olvidemos que es una película muda y en blanco y negro. Tal vez nos hemos quedado sin ideas, sin guiones interesantes, y tal vez la tecnología punta no es lo que buscamos. Si miramos el lado bueno, es buen momento de sacar a relucir el cine francés, ponerlo en primera fila del escparate, que se lo está ganando a pulso desde Amelié, La cena de los idiotas, Los chicos del Coro, Bienvenidos al Norte, Stella y la que no me canso de recomendar, Intocable, que clausuró el Festival de San Sebastián.

Lo que sí estaba claro era el Oscar a Meryl Streep por La dama de Hierro, y van 3 Oscar para esta fantástica actriz, no muy guapa, pero con una cara muy dulce en ocasiones, cuando no interpreta a Maggie Thatcher. Y me alegro también por la mejor actriz de reparto Octavia Spencer por su entrañable papel en Criadas y Señoras (The Help). Martin Scorsese se vuelve con 5 Oscar para La invención de Hugo, un buen número pero en categorías secundarias.

El mejor guión original ha sido para Midnight in Paris, lo mejor de Allen en años, donde Hollywood se intenta reconciliar con uno de sus directores más rebeldes, que más plantones le ha dado desde su sonada ausencia cuando ganó por Annie Hall, allá por 1977, Woody Allen. Ahora sólo falta que él acuda a la gala y de las gracias.

Billy Crystal estuvo genial como presentador una vez más. Este tipo nos conquistó con sus conversaciones sobre la amistad entre un hombre y una mujer con Meg Ryan en Cuando Harry encontró a Sally y nos hizo llorar de risa cuando le hizo Una terapia peligrosa a Robert de Niro.

La mejor vestida de la noche fue Gwyneth Paltrow, con permiso de nuestra Pe. No olvidemos que esta es probablemente la pasarela más importante del mundo, con más influencia que los propios desfiles de Londres, Milan o Nueva York.

Advertisements
This entry was posted in Actualidad, Cine and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s