J. Edgar, ese tipo extraño


Clint Eastwood se jubiló como actor tras su gran película Gran Torino, y desde entonces  sigue trabajando detrás de las cámaras, pero no acaba de acertar como director. Esta no es  de sus mejores películas, y eso que la historia promete. Se trata de la biografía de J. Edgar Hoover (Leonardo Di Caprio), el primer director del FBI, que estuvo al mando del servicio secreto durante más de 40 años, y puso en jaque a 8 presidentes, desde Rosevelt a Nixon, pasando por los Kennedy. Su poder era enorme, manejaba información de todo el mundo, y fue capaz de chantajear al mismísimo Martin Luther King.

Sin embargo, la historia es confusa, no llegas realmente a entender hasta qué punto estaba involucrado en cada asunto, tal vez sea algo que nunca se llegue a saber. Tampoco engancha su personalidad, entre encantador y misójino, leal y cruel al mismo tiempo, admirado por algunos y cuestionado por todos. Lo que sí hizo fue poner en orden el departamento, los archivos y crear la base de datos con la huella dactilar, que hoy aún utilizamos.

Di Caprio se luce en el papel, aunque la caracterización de viejo no me parece muy lograda, y también destaca Naomi Watts interpretando a su asistente personal. Eastwood se recrea en la estética en detrimento de la historia, una pena, ya que con algunas escenas tan descriptivas e innecesarias no hace sino romper el ritmo ya de por sí lento de la película. Dos horas y media son demasiado cuando una historia no te engancha.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s