Un cuento chino


Es la nueva comedia hispano argentina con Ricardo Darín, que nunca defrauda. La historia también pinta bien: la vida de un ferretero porteño se cruza inesperadamente con la de un chino. Esta relación pone de manifiesto las enormes diferencias culturales y de idioma, pero también les provoca un cambio más personal en sus vidas.

Esta película es Ricardo Darín. Aunque los demás personajes están bien, el chino (Ignacio Huang) y la chica (Muriel Santa Ana), sin Darín no tendría la misma entidad. Un Darín bastante caracterizado para su personaje, lejos del seductor de otros papeles, un ferretero gruñón, maniático, solitario e incapaz de mostrar sentimientos.

El guión no tiene pega, es ingenioso, bien narrado y con un recurso visual arrasador, el de la vaca, que el director Sebastián Borensztein se encarga de llenar de significado. A ratos, sólo a ratos, se puede hacer un poco pesada, -poco diálogo, pocos personajes, pocos decorados-, y tal vez abusa de expresiones argentinas locuaces, como el repelotudo o la putísima madre.  Original y divertida, pero no es un must.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s