Cartas a Dios


Al leer que era la historia de un niño con 10 años enfermo de cáncer y con ese título, me pareció el típico pastelón para sacar el pañuelo. Cuál fue mi sorpresa al encontrarme con una trama entrañable, tierna y hasta divertida, que convierte la cruda realidad en una historia de esperanza y amor sin ñoñerías, mezclando sueños e imaginación a lo Tim Burton, casi como un cómic, maravillosa.

El dramaturgo francés Eric-Emmanuel Schmitt, autor de obras como “El laberinto” y “El señor Ibrahim y las flores del Corán” se ha volcado con esta novela, que ha adaptado a guión de cine y hasta se ha atrevido a dirigir. Los primeros en leerla fueron los médicos, que lo compraron para dárselo a su personal en las clínicas. Recibió un premio de la Academia de Medicina al considerar que contribuía a la humanización del hospital. Ha sido traducido a unos 40 idiomas, y no me extraña.

Oscar tiene diez años y está ingresado en un hospital para niños. Ni los médicos ni sus padres se atreven a contarle la verdad sobre su enfermedad. Tampoco se atreven a regañarle o castigarle por pena, y vive como en una urna de cristal. Hasta que un día, una mujer vestida de rosa, malhablada y casi histriónica llega al hospital para vender pizzas que ella misma hace. Rosa llama la atención del niño, precisamente por su brusquedad, porque no le trata como a un niño enfermo, y a petición del médico, accede a hablar con él cada vez que les lleve sus pizzas. Rosa es una mujer muy creativa, pero odia todo lo que huela a sentimental. El director explica: “No quería que la dama de rosa fuera una santa: está viva, no carece de sexualidad, tiene problemas económicos y no está “enmendando” un error que se reproche”.

Comienzan entonces unos días maravillosos para ambos, en los que van a compartir sus miedos y sus ilusiones, pero sobre todo, van a dar un sentido profundo a sus vidas, y todo queda reflejado en las cartas que Oscar escribe a Dios, aunque no crea en él. Como decía Ninfa Watt en el preestreno, es una película para dejarse llevar por las emociones y la  imaginación, y yo añado, y para dejarse tocar el corazón. Super recomendable.

Título original: Oscar et la dame rose. Director: Eric-Emmanuel Schmitt. Guión: Eric-Emmanuel Schmitt, basado en su novela Oscar et la dame rose. Reparto: Michèle Laroque (Rose), Amira Casar (Sra. Gommette), Max Von Sydow (Dr. Düssendorf), costance Dollé (Madre de Oscar) Jérome Korcher (Padre de Oscar), Thierry Nuevic (Víctor). País: Bélgica-Canadá-Francia. Producción: Philippe Godeau. Música: Michel Legrand. Fotografía: Virginie Saint-Martin. Montaje: Philippe Bourgueil. Género: Drama. Año: 2009. Duración: 105 min. Estreno en España: 15 de abril de 2011. Distribuidora: Karma Films. Público adecuado: Todos.

Advertisements
This entry was posted in Cine, Sociedad. Bookmark the permalink.

One Response to Cartas a Dios

  1. George says:

    Tiene muy buena pinta la verdad! habrá que verla!

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s