Pequeñas mentiras sin importancia


Un grupo de amigos treintañeros se enfrenta a una tragedia: uno de ellos ha tenido un grave accidente en la moto, tras salir de la discoteca donde se reunían. Preocupados, acuden todos rápidamente a verle al hospital, está ingresado en cuidados intensivos. Pese a todo, deciden seguir adelante con su plan de vacaciones. Desde hace años se van juntos a la playa a la magnífica casa de Gilles, el más adinerado y maniático de todos. Estos días van a pasar muchas cosas, van a descubrirse interiormente y a demostrar que realmente se conocen muy poco, no sólo entre los amigos, sino incluso en la pareja.

Aunque a priori puede parecer una comedia, con bastantes situaciones divertidas y escenas cómicas, “Pequeñas mentiras” es casi una tragedia, donde las emociones suben y bajan como la espuma del mar. Como suele pasar, el suceso dramático es lo que les hace despertar, salir de su día a día y darse cuenta de lo que realmente importa.  Las emociones están muy bien retratadas y narradas cinematográficamente, con buena música, fotografía, ambientación y ritmo. Un par de pegas, del metraje yo quitaría media hora, dos horas y media es demasiado, y tiene un marcado carácter sexual y homosexual, casi obsesivo. 

Estos hombres y mujeres, algunos ya padres de familia, muestran una afectividad de adolescentes, y se muestran incapaces de manejar situaciones emocionales. Algún ejemplo, cómo asumir que una pareja se ha roto, descubrir la propia homosexualidad o no echar a perder un amor verdadero por una aventura pasajera. Complejos, culpas, manías, eso sí, muy conscientes de preservar a los niños ante de las malas actitudes o acciones. De todo ello se deduce que no saben distinguir sus sentimientos, ni a quién confiarlos. Comienzan entonces a no decir toda la verdad, y acaban encerrados en sus propias mentiras, hablando sólo de aquello que no compromete. Se puede decir que son amigos de copas y poco más, ya que raramente miran más allá de su ombligo.

Entre el casting destaca la actuación de la bella Marion Cotillard y una breve escena con Gerard Depardieu. En general, el retrato de los hombres está más completo y mejor dibujado que el de las mujeres, y en ocasiones rompes los roles típicos, por ejemplo, el de que nosotras comentamos todos los detalles y ellos apenas hablan de sentimientos. Viene precedida por un enorme éxito en Francia, abrirá esta semana la Mostra de Valencia y llega a los cines de España a finales de mayo.

Advertisements
This entry was posted in Cine and tagged , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s