3 hurras por los japoneses


Es complicado incluir en buenas noticias algo como la tragedia en Japón hace 10 días. Primero el seísmo terrible y luego el maremoto, que arrasó pueblos enteros. Por cierto, no sé porqué ahora todo el mundo utiliza la palabra Tsunami en vez de maremoto, de toda la vida.  Para colmo, la central nuclear dañada ha creado una alerta brutal.

Lo que quiero destacar como positivo en todo esto es la actitud de las víctimas y de todos los ciudadanos. Primero me sorprendí mucho viendo las imágenes del terremoto en acción, cómo en un supermercado, todos los trabajadores se ponían a sostener las baldas con los alimentos y los productos, en vez de la reacción natural de salir corriendo o meterse debajo de algo. La tierra moviéndose y ellos procurando que no se caiga ninguna botella de vino, increíble. Puede que por la frecuencia de terremotos en Japón lo tuvieran incluso ensayado, pero a mí me dejó alucinada. Imagino la misma situación en España, y nadie se quedaría cuidando el comercio, ni siquiera se esperaría que lo hiciera, a no ser que fuera un héroe.

Tampoco hemos visto saqueos ni pillajes. Todos esperan pacientes las colas del supermercado, el autobús o las cabinas telefónicas. Los miles de desplazados no se han quejado de su situación. Más bien obedecen las indicaciones del gobierno y esperan pacientes a que pase el peligro. Cero pánico y mucho orden. En España ya le habríamos echado al culpa a Zapatero, o a Rajoy, el de turno. No por el terremoto, claro, pero sí por la falta de previsión y la descordinación posterior. Y lo peor es que tendríamos razón.

Otra muestra: el ahorro de energía es ahora vital. Pues bien, el gobierno declaró que podría haber un apagón total en la capital, pero no hizo falta. ¿Por qué? Porque todos los ciudadanos y empresarios, de un modo responsable y solidario, ya hacen un uso moderado de la luz en las oficinas, incluso cerrando ascensores. Los pequeños comercios también evitan poner la calefacción para ahorrar, aunque deben estar alrededor de 0 grados, porque algún día incluso ha nevado.

El bien común por encima del individual, incluso en situación de riesgo, y eso no se improvisa, sino que deben llevar el mensaje muy dentro. Por todo esto, mi homenaje a los ciudadanos japoneses, que con su conciencia social y su responsabilidad seguro que recuperan su país al 100% en poco tiempo. Ojalá.

Advertisements
This entry was posted in Good news and tagged , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s